Páginas vistas en total

viernes, 5 de abril de 2013

Amores de aeropuertos


No hay mejor lugar para que un corazón se sienta perdido, no hay lugar más pasajero que se lleve más despedidas apresuradas y besos que no se dieron que un aeropuerto.
Ese protocolo secreto de las despedidas, en el que es necesario mentir y apretar los ojos.
La tristeza del adiós, la separación física de una persona amada que quisiéramos no tener tan lejos, la cruda realidad que nos lleva a pensar los días que tardaremos en volver a abrazarla.
Cuerpos que se funden en un casi infinito abrazo, cara poco expresiva, mente calculadora; lágrimas reservadas para después.
Escondida tras sus gafas de sol se bajó del avión pesadamente; intentó encontrar una palabra que describiera ese sentimiento tan negativo como puro, pero no pudo.
Un millón de lágrimas no le traen a ÉL, lo sabe porque ya lo ha intentado más de una vez, hasta quedarse sin ellas.
Resignarse, prescindir de sus abrazos hasta que toque volver, quizás dentro de un par de meses con suerte.
En esta nueva ciudad apura el paso, para poder estar a su lado, ¡qué ilusa!
Ruido; distancia; 35 grados pero mucho frío. Se le hace muy largo este camino.
Maletas, mezcla de perfumes del Duty Free, embarque hacia ese destino tan esperado, volverlo a ver.
Después de poco más de dos horas de vuelo, el avión deslizó con extremada suavidad las ruedas de un tren de aterrizaje que la devolvía a casa, recogida del equipaje y al fin la puerta de salida:
De nuevo se miró en sus ojos, pestañas y pupilas color oscuros. Indescriptible. Labios que emiten dulces mensajes o perder la razón al instante.
No hay mejor lugar para que un corazón se sienta activo, coexistente. No hay lugar más pasajero que presencie los abrazos más profundos.

Alex

2 comentarios:

  1. me siento muy identificado, anda que no llore yo por amor en aeropuertos :-X

    ResponderEliminar
  2. No había nada más horroroso que la puerta de embarque, cruzar y ver a esa persona al otro lado... Hoy lo tengo a mi lado pero el dolor es el mismo cada vez que me despido de mi familia sin fecha de vuelta.

    ResponderEliminar