Páginas vistas en total

martes, 9 de abril de 2013

El futuro

El futuro, esa esperanza desmesurada, ese demonio desalentador; depende de cómo lo mires.
Tenemos que labrarnos un futuro, esperar a que el futuro nos de todo lo que necesitamos, depositar nuestra confianza en que en el futuro todo vaya mejor; futuro, futuro, futuro.
El futuro siempre nos trae incertidumbre, alguna que otra esperanza de cambio, muchos miedos y cantidades industriales de ilusión.
¿A quién no le gustaría conocer el futuro? ¿Quién no querría saber todas y cada una de las cosas que le van a pasar?
Pero, eso es lo mágico del futuro; conocerlo creo que no nos haría más felices, sino todo lo contrario; saber todo lo que nos tiene preparado solo acabaría con todos los sentimientos que nos despierta el pensar en el futuro día tras día.
Espero muchas cosas del futuro, siempre las he esperado, y unas veces me ha regalado cosas bonitas y otras menos. 
Creo que siempre tenemos que ponernos metas en futuro, a medio o largo plazo; incluso a larguísimo de esas que sólo se cumplirían en 1 de cada 1.000 veces.
El futuro nos permite soñar y eso es algo que no deberíamos desechar nunca.
Aunque, ¿sabéis qué? desperdiciar el presente por vivir pensando en futuro es sólo una pérdida de tiempo.

Eleanor Rigby 

1 comentario:

  1. Yo vivo anclada en el futuro, antes de dormir siempre pienso mi vida imaginaria ,la que trascurre en el futuro.
    BRAVO
    Maravilla de post compi!
    Alexandre

    ResponderEliminar